Página de inicio

 

 

 

 

 

 

 

RÍO/EMBALSE

 

 

 

Rio

Embalse

FOTOGRAFÍAS DEL RÍO/EMBALSE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RÍO

El río Acebal ó río Pequeno de Arbón (el río Grande era El Navia, antes de realizar el embalse).

Nace en La Acebal y desemboca en una de las colas del embalse de Arbón junto al Camping "La Cascada"

Transcurre en un delicado paisaje entre árgomas y árboles con pozos, cascadas e ingenios hidráulicos, los más conservados son los molinos harineros.

En su cauce hay molinos, cascadas, pozos... Molinos como El Molín de Penón, El Molín Veyo, El Molín Novo. Entre los pozos cito El Pozo Mouro y La Olla.

Según Celestino Anes Lanza (Tino, Penón) los mozos se bañaban en El Pozo Mouro y las mozas, más arriba, en un remanso de río.

El agua es limpia.

 

EMBALSE
Autor: Juan José Elorza, ingeniero Ignacio Alvarez Castelao, arquitecto
Año inicio: 1962
Año finalización: 1969
El Pueblo está rodeado por el embalse en el cual se diferencian dos zonas principales: 1- Zona de los Pedregales donde está colocado un pantalán, se accede por el centro del pueblo o desde el Alto del Penedín después de pasar la desviación al muro del embalse, antes de llegar al pueblo de Arbón. 2- Después de pasar el Pueblo, a la altura del Camping, está una de las colas del embalse en donde desemboca el arroyo de la Acebal o río Pequeño de Arbón, tiene dos afluentes: el arroyo de Pedrouga y el Forcón. Discurre en un delicado paisaje entre árgomas y lajas de cuarcita.. Pequeñas cascadas, pozos como el Pozo Mouro, y molinos de agua, un tanto deteriorados, le confieren una singular belleza.
Un poco más allá existe una zona de carretera. recta (la variante), y al final una amplia zona de embarcadero. Siguiendo la carretera se observa la rama este de esa zona del embalse que accede al arroyo de la Pontiga o de la Ferreiría.
Embalse sobre el río Navia, construido en 1962. Presa de 28 m, que ha sumergido las zonas bajas del valle. Es el tercero de los grandes centros de producción hidroeléctrica del río Navia. La importancia de tal producción determina que a esta zona se la llame la "ruta del kilowatio". El embalse de Arbón es apto para la práctica de deportes náuticos (remo, vela, pesca) y posee en su recorrido una zona privilegiada para realizar dichas actividades llamada "El Pantalán", que está equipado como un campo de remo de carácter internacional.
El embalse de Arbón, también en la cuenca del Navia y en el concejo de Villayón, es otra de las presas polémicas. Tiene capacidad para almacenar 38 hectómetros cúbicos de agua y es el embalse de donde se captarán los recursos hídricos para abastecer a los municipios costeros del Noroccidente (de Vegadeo a Navia) a través del llamado trasvase de Arbón.

Se construyó en 1967 y el pasado verano la empresa gestora del embalse,  cambió por primera vez sus compuertas de entrada de agua dentro del plan previsto para su mantenimiento. Aunque en el Navia hay otras dos presas (Doiras y Grandas de Salime), Arbón es la más polémica. Los ecologistas cuestionan su estado de conservación, además de su rendimiento eléctrico e incluso alertan de que la infraestructura, en caso de rotura o accidente, pondría en peligro a la población del bajo Navia, ya que el agua almacenada inundaría, según sus cálculos, estos terrenos.
La última polémica en torno a esta presa es la prohibición de utilizar embarcaciones a motor. Aunque los usuarios de estas embarcaciones han criticado la medida por ser repentina, está relacionada con el nuevo sistema de abastecimiento de agua a la rasa costera del Noroccidente, que entrará en funcionamiento, según las previsiones iniciales, en julio. Según la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), esta medida se aplica para evitar la contaminación de las aguas que se destinarán a consumo humano.
Los ecologistas han criticado duramente este embalse y el trasvase por considerar que dañan el cauce natural del río, pero sus quejas no han cambiado los planes previstos para el aprovechamiento de esta infraestructura. Los ayuntamientos esperan ahora el nuevo sistema de abastecimiento de agua que, según CHC, mejorará la calidad del recurso hídrico que llega a los hogares. En este plan, los ecologista han apuntado incluso a intereses económicos. La previsión es que se aplique una tarifa única para los concejos beneficiarios que se conocerá en enero de 2011.
Tampoco los aficionados a las embarcaciones a motor han cambiado alguna de las medidas previstas a pesar de sus contundentes críticas y de plantear que su actividad no genera tanta contaminación como para prohibirla "de una forma drástica y sin avisar con tiempo".
La cuarta presa prevista para el Navia tiene tendrá más del triple de la capacidad que el embalse de Arbón.Cómo llegar A la entrada de la Villa de Navia tomaremos a la izquierda la carretera AS-25 dirección Arbón. Es aconsejable dejar el coche en la zona de embalse donde existe aparcamiento.
Por Luis HERRERO QUINTANILLA
Del primitivo Salto de Arbón, puesto en servicio allá por el año 1905, poco os puedo contar, pues no lo conocí. Sé que el proyecto lo hizo un ilustre Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, D. Mariano Luiña y Fernández Alvarez, natural de NaviaLa primera turbina, una Francis vertical, tenía una potencia de 250 kVA. La corona, de dientes de madera, arrastraba el piñón solidario con un eje, sobre el que se apoyaba una correa de 450 mm. de ancho y 10 mm. de grueso. El engranaje de esta máquina aún se conserva al lado de la nueva Central. Ciertamente aquello tenía que ser una pasada; sobre todo, cuando por alguna sobrecarga u otro motivo, la corona dentada se montaba sobre el piñón y en una sola y limpia vuelta, salían disparados todos los dientes de madera. Este punto débil, paradojas de la técnica, aseguró su larga vida, ya que facilitaba una rápida y fácil reparación a cargo del personal de la propia Central.El segundo Grupo tenía una potencia de 450 KVA. La corona estaba dotada de dientes de fundición. Aquí las averías eran frecuentes, caras y difíciles dereparar, por lo que a menudo estaba parada y, de hecho, al final de los años 50 se encontraba fuera de servicio.
Esta joya fue dinamitada en el primer trimestre de 1963, iniciándose por esta fecha la construcción de la nueva Central.
Parece justo destacar que el nuevo proyecto tuvo como autor a D. Juan José Elorza González, Dr. Ingeniero de Caminos.
La obra duró hasta el 22 de Febrero de 1968, día en que se acopló a la red el segundo Grupo de Arbón, si bien aún quedaban trabajos de acondicionamiento,
habilitación de zonas verdes, remates, etc., por lo que la obra se prolongó a lo largo de dicho año.
Los datos técnicos de la nueva Central, indicaban que se había pasado de 700 a 70.000 kVA. En producción de energía eléctrica la nueva Central iba a suministrar una media de 150.000.000 de kWh/año, con gran capacidad de regulación, mientras que en la Central antigua apenas se producirían unos 400.000 de kWh/año, sin regulación. Relatar la historia de la construcción, con sus anécdotas, trabajos, alegrías y tristezas, que también las hubo. No podemos olvidar a los dos trabajadores que pagaron con su vida el desarrollo industrial, sería empresa harto difícil y, por supuesto, fuera de lugar; quiero no obstante comentar un hecho interesante y que aportó a la Comunidad Científica una importante documentación, que prueba la oscilación de 110 metros, que han tenido los mares y que de una forma muy clara se manifiesta en las costas que baña el mar Cantábrico. Efecto: Todos hemos visto canto rodado en las cunetas de la carretera al pasar por Coaña. Esto indica que en un tiempo remoto el río serpenteaba por aquellas alturas y si así lo hacía, era porque el mar Cantábrico estaba unos 70 metros por encima de la cota actual. En los sondeos realizados para la construcción de la Presa, se pudo documentar con datos rigurosos y exactos, que por debajo del actual lecho del río existe una capa que llamamos de Acarreo superior, canto rodado y tierra, de 17.50 metros; otra capa de Arenas con Limos de 8 metros, y una última capa de Acarreo inferior de 13 metros. Por debajo de esta última capa nos encontramos con Pizarra compacta.Esto prueba, sin lugar a dudas, que hemos tenido hace algunos miles de años, una época geológica, en la cual nuestro querido Río, discurría 38,50 metros por debajo del cauce que hoy conocemos. Este fenómeno sólo se puede explicar si el mar estaba 38,50 metros por debajo de su situación actual. Según los estudios del tema, esto es debido a que en épocas de glaciaciones existe una gran cantidad de agua retenida en los polos y en los continentes, por lo que el agua del mar desciende de forma importante. En épocas de calentamiento del globo terráqueo ocurre lo contrario, al desaparecer el hielo en los polos, crece el agua del mar y por tanto sube su cota. Por lo que se ve, ahora estamos, aproximadamente, en el medio. ¿Hacia donde caminamos? ¿Hacia una glaciación o hacia un calentamiento de la tierra? ¿Qué hace la mar, sube o baja? Por último, quiero hacer una reflexión sobre el personal que dedicó sus afanes a esta actividad de producción de energía eléctrica. Al finalizar la vida útil de la vieja Central, trabajaban en ella cinco operarios; el jefe, Manuel el Gallego, vivía en Pumarín; Juan Alvarez y Agustín Rodríguez eran de Vivedro y Manuel Alvarez y José Rodríguez de Trelles. Como se ve, cuatro eran de Coaña y el otro vivía en el Concejo. El primer Grupo de Arbón se conectó a la red el día 24 de Agosto de 1967 a las 19 h. 50 mtos. En ese momento ya se había formado el equipo de trabajo que se hizo cargo de la explotación del nuevo Salto de Agua. Este equipo estaba formado por 17 personas; de ellas, 6 habíamos bajado de Doiras, Jesús Gárate, Laureano Ranz, Luís Ranz, Jesús Pérez, el que os escribe y uno de Grandas, Pedro González. El nuevo personal que se íncorporó a la Central lo formaban 11 personas. El detalle de su procedencia es el siguiente:
Uno de Llanes: Alfonso Gutiérrez
Uno de Grandas: José A. Fernández
Uno de Silvón: José Pérez
Uno de El Espín: Adolfo Gayol
Uno de Ortiguera: José María Méndez
Tres de Vivedro: José Rodríguez, David Iglesias y Juan Alvarez.
Tres de Trelles: Celestino Gayol, Manuel López y Manuel Fernández.
Como se ve, ocho son naturales de Coaña.
Estos datos confirman que ha sido el Ayuntamiento de Coaña el que más puestos de trabajo ha obtenido, tanto en la Obra, como en la Explotación de la Central, siendo Vivedro y Trelles los que han marcado la diferencia.
Vaya un recuerdo para todos aquellos que ya no están con nosotros. Tuve la suefle de conocerlos a todos, lazos de sincera amistad me unieron a muchos de ellos, así como a otras muchas personas de Trelles y de todo este maravilloso Occidente de Asturias.
Es por esto que quiero aprovechar la oportunidad que me ofrece esta Comisión de Fiestas de San Juan, para agradecer el afecto que tanto a mí, como a mi familia, nos habéis brindado siempre, y desearos, cómo no, que paséis unas muy felices fiestas.
Un saludo.

FOTOGRAFÍAS DEL RÍO/EMBALSE

PRINCIPIO (rarriba)

Página de inicio